Google

lunes 3 de abril de 2006

Fernanda Porto - Giramundo


Giramundo es el segundo trabajo de esta popular cantante brasileña, maravillosa representante de la bossa electrónica. Su primer CD, llamado precisamente Fernanda Porto, de fines del 2002, fue uno de los preferidos en mi discoteca. La convirtió en la diva del drum’n’bass brasileño, en su propio país, en Europa y Estados Unidos.

Fernanda Porto es una creadora original y lúcida que compone, toca varios instrumentos, canta y escribe las letras de sus temas (algunas con aportaciones de Lina de Albuquerque). Estudiosa de la vanguardia electrónica, Porto también cursó canto lírico con la idea inicial de experimentar. Aunque su voz es calida y coloquial apartada del tono académico. Pero lo más importante es su aportación para fusionar una vez más la música brasileña con las nuevas tendencias del rock y drum’ n’ bass.
No en vano Brasil ha sido una de las culturas mundiales donde el mestizaje y la fusión ha sido su leit-motive a través de los tiempos.

Incluyo la escucha de la canción Roda Viva que comparte como el genial Chico Buarque muestra perfecta del camino de busqueda, como bien expresa en esta estrofa de la canción que da título a su obra de esta singular cantante.

Giramundo, llévame a otro lugar
Un día quise ver lo que mis ojos no alcanzaban
Me faltan las palabras, pero quien habla es la música
Invento un nuevo amor en ese lenguaje universal

El disco cuenta con la participación de varios invitados, entre ellos el gran Chico Buarque –Roda Viva– dándole un aire renovado con sus percusiones electrónicas. Músicos como el bajista Doug Wimbish y el batería Will Calhoum, de Living Colour inspiran a sus nuevas canciones un aire hipnótico-rockero de carnaval/reggae/funk/ska.

Giramundo es un trabajo valiente y diferente para paladares arriesgados y aventureros, basado en la samba brasileña aderezada de nuevas tecnologías. Un nuevo camino a seguir para los compositores de la música sin fronteras.

1 comentarios:

  1. Cierro los ojos y me imagino en una playa brasileña, rodeada de palmeras, viendo una puesta de sol y bailando esta canción.
    Con la música también se viaja...
    Gracias por el billete.
    Besos, Helena.

    ResponderSuprimir