Google

jueves 12 de octubre de 2006

Miguel "Angá" Díaz - Echu Mingua




Miguel "Angá" Díaz murió este verano de un ataque cardíaco a la temprana edad de 45 años en su casa, en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona).

Angá fue percusionista del legendario grupo Irakere, de Afro Cuban All Stars, y de Buenavista Social Club, colaboró con Steve Coleman, Chick Corea y Roy Hargrove entre otros músicos de jazz, consiguiendo con este ultimo un premio Grammy por su disco "Habana". Por sus explosivos solos y un original modelo de incluir cinco tumbadoras, Angá fue considerado por la mayoría de los críticos como uno de los mejores percusionistas del mundo.

Como rubrica de su amplia carrera nos dejó “Echu Mingua". Angá había puesto todo en este disco, hasta el punto de darle su nombre de bautismo en la santería, este culto afrocubano muy apreciado por los músicos.

“Echu Mingua" es el nombre de mi santo en la religión yoruba. El “Echu” es Eleggua, el dios de las encrucijadas, el dueño de todos los caminos en el mundo. Quise usar dicho título porque este álbum es la realización de todas las ideas que he reunido a lo largo de los años. Comentaba él mismo. Por ello quizá Angá fue un músico en la encrucijada de los caminos, tan preocupado por el origen africano de su arte como por su devenir cubano. Lo que le proporcionó una estrecha colaboración con grandes de la música como Chucho Valdés, Paquito de Rivera o Arturo Sandoval todos ellos en el mítico Irakere.

Angá se describía a si mismo como un aventurero que le llevo a viajar con curanderos de la música como el pianista Omar Sosa o el saxofonista Steve Coleman para llegar a realizar la ansiada armonía entre el hombre y el tiempo.

También será asociado a la consagración tardía de los maestros Rubén González o Ibrahim Ferrer con los que colaboró en sus respectivos álbumes.

En este último disco nos deja esta extraordinaria versión de Love Supreme de John Coltrane, donde demuestra su creencia de la necesidad de vivir el arte musical como un viaje interior, como una oración y un medio de comunicación fraternal.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada