Google

jueves, 13 de septiembre de 2007

Compasión y paciencia

A partir de hoy se empieza a celebrar el Ramadán, aunque existen discrepancias con respecto al día de comienzo, la luna no se ve de la misma manera en todas las latitudes. La fiesta conmemora el mes que se reveló el Corán, periodo sagrado de ayuno, compasión y paciencia.

Pero no quiero escribir sobre el hecho religioso o festivo, existen mejores doctores sobre el asunto. Eso sí, práctica en el mes de ayuno en países musulmanes no me falta. Por casualidades de la vida, un bautizado como yo, ha pasado varios entre ellos.

Así que cuando asisto a las cenas entre amigos que tanto disfruto, y sale el tema musulmán en la conversación, describo mis buenas experiencias al respecto, con las consiguientes miradas de incredulidad por parte de mis amigos. Y es que la bondad y hospitalidad nunca me ha faltado en estas ocasiones.

Un hecho que siempre recuerdo y que se producía sin prejuicio alguno, era la elección de guías que me iban a orientar en la zona en que viajaba. Ya se sabe que en los países subsaharianos existe múltiple variedad de cultos. Siempre mi intuición me llevaba a elegir un musulmán. Y nunca me arrepentí. Describí a uno de los mejores, llamado Adamó, sí como el cantante, en este artículo.

Hace tiempo subí al blog una fiesta de Ramadán que rodó mi querida Isabel en Djibuti. Fui agasajado con comida, bebida y silla, que no había, como se puede ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada