Google

lunes 11 de febrero de 2008

Por favor, no me den un Grammy

Sí, ya sé que un premio Grammy no supone nada para la gente común que escuchamos música. El desprestigio de la industria ha llegado a tal extremo que incluso es un descrédito para el artista recibir uno desde el punto de vista de un aficionado. Parece como si ese empuje industrial apoyado por el marketing mercenario hiciera a la música prisionera.

Preguntas tales como: ¿Cuánto cuesta recibir un Grammy? Inundan los foros. Mas, hay que entender que estos premios se los conceden gente de las discográficas a ellos mismos, son auto-palmaditas en la espalda, es algo muy parecido al autobombo. No verás ni oirás ninguna producción independiente, incluso nada arriesgado. Es como esa gente que jubilan de un banco con un reloj como premio a sus servicios prestados por décadas. Algo muy deprimente.

La promiscuidad de premios es tal que una nube envuelve lo destacable ocultándolo. Existen algunos merecidos y realmente justos que merecen la pena nombrar. Sólo voy a destacar a la beninesa Angelique Kidjo que le han concedido el Premio al Mejor álbum de Músicas del Mundo por su trabajo Djin Djin ya comentado en este blog. Uno de los mejores del año a pesar del premio.

  • Grammy 2008

  • 0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada