Google

lunes, 14 de julio de 2008

La caída del imperio ibicenco


Me envían el poster de la fiesta Manumission que se celebra en Ibiza desde hace décadas. Existe una buena crónica del insustancial evento en El País que he enlazado entre los "ecos del crisol " para el que no sepa de que va la cosa. Esta fotografía es básicamente la imagen de la isla que se ve desde el exterior y la que me acogerá dentro de unos días en la indispensable visita que realizo cada verano, aunque debo denunciar que no es la real. La verdad está entre los sufridos ibicencos que padecen la invasión bárbara. No hace falta preguntarles nada, ni siquiera te contestarán, con mirarles a la cara quedará en claro todo lo que padecen al respecto.

Según la RAE, Manumisión era la acción y efecto de dar libertad a un esclavo en el imperio romano. La fiesta ha conseguido conceder la ilusión de libertad a los constreñidos súbditos británicos que son los que acuden en masa a su celebración, todo bajo una implacable publicidad no encubierta de la BBC británica de dichos eventos. Masas que son manejadas con esa imagen de deterioro y de bacanal romana. Mientras la isla es violada en su sagrado espíritu que ya descubrieron mucho antes los fenicios.

Ahora parece que la tantas veces anunciada crisis turística podría ir en serio, y todo este negocio desmontaría su tinglado. Por lo menos las señales, como la imagen que encabeza esta digresión, así lo anuncian. Me recuerda a la visión de una mala película de romanos en el epilogo del imperio. Un mal sueño que llena los bolsillos del algunos pero que vacía la vida de los más.

Sin comentarios:

Publicar un comentario en la entrada